Coaching--> Profesional

Descripción

El coaching empresarial es una nueva disciplina inspirada en los grandes coaches deportivos que es llevada al ámbito organizacional como una forma de desarrollar altas competencias y producir grandes saltos en el aprendizaje de gerentes y ejecutivos.

El mundo de la empresa tiene elementos específicos en los que el coaching es especialmente necesario. El fundamento de este fenómeno es la existencia de un conflicto permanente entre la necesidad de resultados en un mundo muy competitivo y los recursos necesarios para obtener dichos resultados, fundamentalmente conocimientos, dedicación y dinero. Existe una cierta presión sobre los empleados, directivos y empresarios para dedicar recursos crecientes para conseguir los resultados, tomar decisiones, cambiar para innovar, etc. Y esto no es nada cómodo para la naturaleza humana, que reacciona con una gran variedad de disfunciones cuando está inmersa en entornos de este tipo.

Existe unanimidad en que hay que conseguir formas de trabajo más colaborativas y participativas en las que los miembros de la comunidad empresarial analicen conjuntamente con especialistas externos (profesionales del coaching de la empresa, coaching profesional, psicólogos, etc) el proceso de análisis de la realidad empresarial, toma de decisiones, mejora de procesos, involucrando a todos los responsables de la toma de decisiones y de la ejecución para mejorar su nivel de control sobre su entorno, reducir el estrés, trabajar mejor y más eficazmente.

Uno de los objetivos principales que se propondría el coaching profesional sería el de generar valor, ayudando a los clientes a aumentar su eficacia en el trabajo, de manera que consigan sus metas de la forma más satisfactoria y con el mayor éxito posible, contribuyendo así al éxito de sus empresas y de

sus stakeholders. Concretamente, todo esto significa aumentar su capacidad para:

a) Comprender, valorar y utilizar sus fortalezas.

b) Conocer y aceptar sus dificultades, con el fin de superarlas.

c) Desarrollar habilidades en áreas nuevas.

d) Reconocer, tolerar y gestionar sus debilidades.

e) Mantener la confianza, la resiliencia y despegar sus recursos bajo presión.

f) Abordar sus propias necesidades así como las de la empresa.

g) Comportarse con honradez y con ética.

Otras contribuciones que desde el coaching profesional podemos abordar serían:

  • Orientación laboral y profesional

  • Planes de carrera

  • Gestión del tiempo y los recursos