Orientación

Orientación

En BCNPsicologia nos centramos en los síntomas presentes y en la resolución de problemas o dificultades actuales, trabajando creencias, conductas, emociones e interacciones sociales con una filosofía de trabajo de experto a experto: el uno, el terapeuta, es experto en los procesos psicológicos y relacionales de las personas y el otro, el usuario/s, lo es de sí mismo y de sus experiencias. Así pues, el papel activo del paciente o cliente es fundamental a la hora de iniciar el trabajo terapéutico. Desde los años 70, han sido identificados diferentes factores comunes del cambio psicológico, siendo la calidad de la relación terapéutica el factor determinante a la hora de medir los resultados de cualquier terapia.

Basamos nuestras hipótesis y teorías del cambio en un marco u orientación cognitivo-constructivista y eso nos permite poder optar, en la fase de intervención, a una psicoterapia integradora de técnicas procedentes de diferentes escuelas.

La orientación constructivista parte de la base de qué, independientemente de la realidad externa, las personas construimos una interpretación que da significado al mundo y a nosotros mismos. El modelo constructivista mantiene que una persona (de manera cognitiva, afectiva, comportamental o relacionalmente), no es sólo el producto del ambiente o el resultado de características biológicas internas, sino una construcción genuina que se va reconstruyendo día a día como resultado de la interacción de todos estos factores.