Metodología

Metodología

Entrevista inicial

Esta sesión tiene lugar de manera presencial después del primer contacto (telefónico o vía e-mail) y durante aproximadamente 45 minutos, terapeuta y cliente/s se presentan, se elabora una historia clínica básica y se comentan las preocupaciones y objetivos que las personas tienen. A partir de esta información, el terapeuta hace una propuesta de trabajo psicoterapéutico y se establecen unas pautas de encuentro.

Evaluación (psicométrica y cualitativa)

A lo largo de las dos o tres primeras sesiones, tiene lugar la tarea fundamental de conocimiento mutuo entre terapeuta y cliente/s para poder establecer los acuerdos de trabajo en equipo y la confianza necesaria. Este periodo también permitirá poder aplicar algunas pruebas que aporten información adicional suficiente como para, finalmente, presentar unas hipótesis y modelo de trabajo. A partir de este momento, la duración de las sesiones será de 50-55 minutos, con frecuencia quincenal, semanal o más frecuente si, de inicio, la situación lo requiere.

Intervención

La intervención siempre está adaptada a las características de cada individuo, pareja o familia que consulta y su medio, diseñando en cada caso un plan de intervención específico. A lo largo de las sesiones de intervención se indican técnicas y estrategias que se han demostrado científicamente como eficaces por la solución de las dificultades presentadas. La duración de esta intervención es muy variable y depende de los problemas y objetivos planteados pero en psicoterapia individual serían necesarias entre 14 y 20 sesiones y en psicoterapia de pareja o de familia entre 8 y 10. La duración de un proceso de coaching depende completamente de la situación planteada y la frecuencia de los encuentros.

Balance

Después de la fase de intervención se realizan algunas pruebas comparativas de la evolución de algunos de los aspectos trabajados y, siguiendo la tendencia colaborativa de BCNPsicologia, terapeuta y usuario/s hacen una evaluación del proceso. A partir de los resultados de esta evaluación se decide si pasar a una fase de seguimiento y cierre de la terapia o continuación de ésta.

Seguimiento

Una vez finalizada la fase de intervención, es muy recomendable programar unas sesiones de seguimiento para evaluar la efectividad del trabajo realizado, los cambios producidos y prevenir posibles recaídas.